Frases de Facundo Cabral

El nombre real de Facundo Cabral era Rodolfo Enrique Cabral. Antes de su nacimiento, su padre dejó a su familia y el abuelo paterno echó de su casa, donde vivían, a la madre de Facundo y a sus siete hijos. Poco luego emigrarían a la Tierra del Fuego, al sur de Argentina.

A los 9 años se escapó de casa para ir a conocer al presidente Perón a Buenos Aires, porque había escuchado que “daba trabajo a los pobres”. Acertadamente, por medio de su arrojo consiguió llegar cerca de Perón y su mujer Eva Duarte para pedirles trabajo.

Facundo Cabral tuvo una niñez muy complicado, donde no faltaron estancias en reformatorios y, a los 14 años, en la prisión. Ahí conocería a un sacerdote jesuita que le enseñó a leer y escribir y le animó a estudiar.

Frases de Facundo Cabral
Frases de Facundo Cabral
Frases de Facundo Cabral

Frases de Facundo Cabral (Guitarra)

Cuando terminó la década de 1950 Facundo Cabral tocaba la guitarra y cantaba música folclórica. Admiraba a músicos como Atahualpa Yupanqui y José Larralde. En Mar del Plata empezó a tocar en un hotel, para turistas, con el nombre de Indio Gasparino.

En 1970 grabó la canción No soy de aquí ni soy de allá, con la que obtendría un enorme triunfo que le daría a comprender en el planeta. Desde entonces grabó discos y cantó con otros cantantes, como Alberto Cortez.

 

Frases de Facundo Cabral (México)

En 1976 se marchó de Argentina por fundamentos políticos. Se instaló en México y llevó a cabo numerosísimas giras por varios países. En 1984 regresó a su país como un artista consagrado.

En los años anteriores se quedó ciego, pero seguía dando recitales. El último lo dio en la localidad de Quetzaltenando, en Guatemala. Dos días luego, el 9 de julio de 2011, murió en un atentado aparentemente dirigido contra el empresario Henry Fariña, al ser alcanzado por las balas que dispararon contra el automóvil en el que los dos viajaban.

Facundo Cabral platicaba una clase de misticismo y autorrealización global de la conciencia humana. Como cantautor, jamás dejó de ejercer la crítica popular teñida de sentido del humor. Era, más que nada, un pacifista, un “anarquista filosófico” y un contemplativo. En lo espiritual, le influyeron Jesús, Gandhi, Buda… y en lo literario y filosófico, se sentía muy cerca de Jorge Luis Borges y de Walt Whitman.
Dijo: “Cuando me fui de mi casa, pequeño todavía, mi madre me acompañó a la estación, y cuando subí al tren me dijo: «Este es el segundo y último obsequio que puedo hacerte: el primero fue ofrecerte la vida, el segundo la independencia para vivirla»”.

Frases de Facundo Cabral
Frases de Facundo Cabral
Frases de Facundo CabralFrases de Facundo Cabral
Frases

1. Ama hasta convertirte en lo amado, es más, hasta convertirte en el amor.

2. Escapa de los que compran lo que no necesitan, con dinero que no tienen, para agradar a gente que no vale la pena.

3. Me gusta andar, pero no sigo el camino, pues lo seguro ya no tiene misterio.

4. Si estás atento al presente, el pasado no te distraerá, entonces serás siempre nuevo.

5. No soy de aquí, ni soy de allá, no tengo edad, ni porvenir y ser feliz es mi color de identidad.

6. Se gana y se pierde, se sube y se baja, se nace y se muere.

7. Dios te respetará si eres trabajador, pero si eres juglar, te amará.

8. Tu mejor activo es el tiempo.

9. El día que yo me muera no habrá que usar la balanza, pues para velar a un cantor con una milonga alcanza.

10. Yo, necesito más libertad que Julio para vivir, por eso Dios me hizo más libre.

11. Cuando un amigo se va, queda un espacio vacío que no lo puede llenar la llegada de otro amigo.

12. Me gusta salir a mirar aparadores para darme cuenta de las cosas que no necesito.

13. Nacemos para vivir.

14. Cuando me fui de mi casa, niño aún, mi madre me acompañó a la estación y cuando subí al tren me dijo: ‘Este es el segundo y último regalo que puedo hacerte: el primero fue darte la vida, el segundo la libertad para vivirla.

15. Cada mañana es una buena noticia, cada niño que nace es una buena noticia, cada hombre justo es una buena noticia.

16. La vida es hambre o festín. Tú eliges.

17. No te preocupes pensando en qué es lo que vas a comer, con qué te vas a vestir. Que por cosas tan pequeñas el hombre se hace infeliz, porque el Señor sabe bien qué necesita tu piel. Anda con Él.

18. Perdona a todos y perdónate a ti mismo.

19. Que no nos distraigan las noticias.

20. ¡No digas no puedo ni en broma! Porque el inconsciente no tiene sentido del humor, lo tomará en serio, y te lo recordará cada vez que lo intentes.

21. Perdóname, señor, pero a veces me canso.

22. Si para combatir al ladrón robas; si para combatir al mentiroso, mientes; si para combatir al asesino, matas; ¿en qué te diferencias de ellos?

23. Perdónate, acéptate, reconócete y ámate. Recuerda que tienes que vivir contigo mismo por la eternidad.

24. En una eternidad siempre se puede empezar de nuevo, y esto es tan cierto como que el paraíso no está perdido sino olvidado.

25. Los pendejos son peligrosísimos porque son mayoría y escogen presidentes.

26. Bienaventurado el que sabe que compartir un dolor es dividirlo y compartir una alegría es multiplicarla.

27. No hay liberación más grande que el perdón; no hay nada como vivir sin enemigos.

28. Si los malos supieran lo buen negocio que es ser bueno, serían buenos, aunque sólo fuera por negocio.

29. No te quejes, recuerda que naciste desnudo, entonces ese pantalón y esa camisa que llevas, ya son ganancia.

30. El olvido es una gentileza de Dios.

31. Abandona lo mediocre, lo seguro (que es la seguridad del cementerio); que no te preocupe tu reputación, pero sí tu autoestima.

32. Si quieres, puedes ser libre hoy, porque el poder se encuentra aquí y ahora, en cada instante de tu vida.

33. No soy cantor porque pueda, sino porque tengo ganas.

34. Perdona hermano que yo no entienda que no seas feliz en tan bello planeta, que hayas hecho un cementerio de esta tierra, que es una fiesta.

35. A veces me canso de ser un ciudadano, me cansa la ciudad, las oficinas. Me cansa la familia y la economía.

36. La sociedad humana está tan mal por las fechorías de los malos, como por el silencio cómplice de los buenos.

37. No busques la seguridad, sino la plenitud; no hay apoyo como el uno mismo: tú eres la palanca para mover el mundo.

38. Cuida el presente, porque en él vivirás el resto de tu vida.

39. Nada peor para la cabeza, y por lo tanto para el cuerpo, que el miedo, la culpa, el resentimiento y la crítica (agotadora y vana tarea), que te hace juez y cómplice de lo que te disgusta.

40. Tienes un cerebro como Einstein, tienes un corazón como Jesús, tienes dos manos como la Madre Teresa, tienes una voluntad como Moisés, tienes un alma como Gandhi, tienes un espíritu como Buda. Entonces, ¿cómo puedes sentirte pobre y desdichado?

41. Buscar a Dios es encontrarse con uno; si tienes fe, moverás el mundo.

42. Julio Iglesias tiene más difusión, más éxito que yo puesto que necesita del dinero mucho más que yo para vivir.

43. Cada cantor es una buena noticia, porque cada cantor es un soldado menos.

44. Si amas al dinero a lo sumo llegarás a un banco, pero si amas a la vida, seguramente llegarás a Dios.

45. Es tan corto nuestro paso por este planeta que es una pésima idea no gozar cada paso y cada instante, con el favor de una mente que no tiene limites y un corazón que puede amar mucho más de lo que suponemos.

46. Cuando un amigo se va, queda un tizón encendido que no se puede apagar ni con las aguas de un río.

47. No perdiste a nadie, el que murió, simplemente se nos adelantó, porque para allá vamos todos. Además lo mejor de él, el amor, sigue en tu corazón.

48. Cada segundo perdido, es vida perdida, y nuestro paso por el mundo es tan breve, que no me hago a la idea de no aprovechar cada momento.

49. La vida consiste en disfrutar de cada instante.

50. Cuando culpamos a otra persona, estamos siendo irresponsables de nuestros actos.

51. Todos somos ricos, es decir hijos de Dios, pero pocos lo sabemos.

52. Y si la historia es tan simple, ¿por qué te preocupas tanto?

53. No estás deprimido, estás distraído. Distraído de la vida que puebla.

54. De la cuna a la tumba es una escuela, por eso lo que llamas problemas son lecciones.

55. Doy la cara al enemigo, la espalda al buen comentario, porque el que acepta un halago empieza a ser dominado.

56. El hombre sólo es dueño de lo que ama, si no lo ama, no le pertenece.

57. Solamente lo barato se compra con el dinero.

58. El que no está dispuesto a perderlo todo, no está preparado para ganar nada.

59. Las cosas se hacen por amor o no sirven.

60. El bien es mayoría pero no se nota porque es silencioso.

61. La vida no te quita cosas, te libera de cosas.

62. Sigue siendo niño y en paz dormirás, sin guerras ni máquinas de calcular.

63. En la tranquilidad hay salud, como plenitud, dentro de uno.

64. Mi corazón ama más de lo que creo, mi mente no tiene fronteras.

65. No estás solo, tú también eres sal de la tierra.

66. Hacia dónde van el sol, el viento, la intuición y las palomas, ahí es hacia donde dirijo mi vuelo sin pensar en otra cosa.

67. Ay, amor mío, qué terriblemente absurdo es estar vivo, sin el alma de tu cuerpo, sin tu latido.

68. Fui analfabeto hasta los 14 años, por eso cuando me dicen ‘no puedo’, yo les digo ‘no jodas’.

69. Lo maravilloso de la tercera edad que estoy atravesando es haber vivido intensamente la primera y la segunda.

70. De mi madre aprendí que nunca es tarde, que siempre se puede empezar de nuevo.

71. Borra el pasado para no repetirlo, para no tratarte como te trataron ellos; pero no los culpes.

72. Nadie puede ser esclavo y menos de señores, porque amará a uno y odiará al otro; además, fuera de Dios, cualquier otro es un impostor.

73. Esto confirma lo que siempre sospeché: nos queremos, por eso nos juntamos.

74. Haz sólo lo que amas y serás feliz.

75. Nos envejece más la cobardía que el tiempo, los años solo arrugan la piel, pero el miedo arruga el alma.

76. Hay tantas cosas para gozar y nuestro paso por la tierra es tan corto, que sufrir es una pérdida de tiempo.

77. Entre tardes azules y melancolía cumpliéndose, ¿dónde he puesto tu último beso? No lo sé.

78. Dentro de ti están tanto el bien como el mal.

79. Porque uno no vive solo y lo que a uno le pasa le está sucediendo a todo el mundo.

80. La vida es muy rica, por eso hay que ser valiente.

81. Si alcanzas la tranquilidad serás más feliz, tendrás mejor salud, amarás y perdonarás. Es una vida llena de plenitud.

82. Todas las cosas ya fueron dichas, pero como nadie escucha… es preciso comenzar de nuevo.

83. Todas las cosas bellas comenzaron cantando, no olvides que tu madre cantando te acunó.

84. Puedo decir descaradamente que soy un tipo libre y feliz.

85. Conviene que fortalezcas el bien para que salga victorioso en los momentos de enfrentamiento e introspección.

86. Mi madre decía: espero que cuando me llegue la muerte, me encuentre totalmente viva.

87. Deja en el pasado el temor al fracaso y empieza a vivir el aquí y ahora.

88. Volaremos igual que las aves, en el cielo fronteras no hay. A tu piel cubriré con la mía y el invierno, verano será.

89. Todos tenemos una conciencia, pero pocos la escuchamos.

90. Lo tendría todo, si no me faltara el miedo.

91. Recuerda que cada problema es una oportunidad para aprender.

92. Tenemos para gozar la nieve del invierno y las flores de la primavera.

93. El que hace lo que ama, está benditamente condenado al éxito, que llegará cuando deba llegar, porque lo que debe ser será, y llegará naturalmente.

94. Bienaventurado el que no cambia el sueño de su vida por el pan de cada día.

95. El exceso de información ya es obra de deformación.

96. Nadie puede enseñar lo que no sabe, perdónalos y te liberarás de esas cadenas.

97. Vive de instante en instante, porque eso es la vida.

98. Ahora mismo le puedes decir basta a los hábitos que te destruyen, a las cosas que te encadenan, a la tarjeta de crédito, a los noticieros que te envenenan desde la mañana, a los que quieren dirigir tu vida por el camino perdido.

99. Y yo, por suerte, fui joven e irresponsable durante muchos años.

100. Somos hijos del amor, por lo tanto nacemos para la felicidad (fuera de la felicidad son todos pretextos), y debemos ser felices.

101. El señor dejó el secreto al alcance de mi mano, cuando vi la naranja supe que el milagro existe.

102. Cuando la vida nos muestra miles de razones para llorar, muéstrale mil y una razón para reír.

103. Lo importante no es el precio sino el valor de las cosas.

104. Aceptar la vida como es y dejar que las cosas ocurran naturalmente, es la mejor manera de superar la ansiedad.

105. Libérate de la ansiedad, piensa que lo que debe ser, será y sucederá naturalmente.

106. El amor es un estado de perfección, un estado sublime en el que estamos libres de celos, desdichas y conflictos.

107. Una bomba hace más ruido que una caricia, pero por cada bomba que destruye hay millones de caricias que alimentan a la vida.

108. La pobreza no es una virtud, salvo que favorezca tu libertad.

109. Siempre, con lo que tengas, se puede, se debe empezar de nuevo. Tenemos el deber de ser felices.

110. No pidas más, vive más.

111. Te quiero cuando caminas y te quiero cuando cantas. Te quiero cuando te duermes y más cuando te levantas.

112. Da sin medida y te darán sin medidas.

113. Nunca te pongas la barrera del “no puedo”, porque cuando necesites superarte, habrás acostumbrado a tu subconsciente a esa mentalidad.

114. Presta atención al presente para no desviarte de lo importante, que el pasado no vuelva a distraerte.
115. El hombre no sabe nada, solo el tiempo es testigo. El hombre solo camina, el tiempo es el camino.

116. Ayuda a los viejos, y los jóvenes te ayudarán cuando lo seas.

117. Ninguno de los instantes que has vivido ha sido en vano.

118. El hombre ambiciona, cada día más, y pierde el camino por querer volar.

119. Además, el servicio es una felicidad segura, como gozar a la naturaleza y cuidarla para el que vendrá.

120. Si estás atento al presente, el pasado no te distraerá, entonces serás siempre nuevo.

También te puede interesar Frases de Johnny Depp