Frases de J. R. R. Tolkien

(Bloemfontein, Sudáfrica, 1892 – Bournemouth, Reino Unido, 1973) Escritor de Inglaterra de origen sudafricano internacionalmente popular como creador de El señor de los anillos (1954-1955), un verdadero tradicional de la literatura espectacular. Aunque el creador ya era sobradamente popular, en fechas recientes su obra alcanzó una difusión por el momento más grande por medio de las adaptaciones cinematográficas de Peter Jackson.

 

Frases de J. R. R. Tolkien (padres)

Hijo de padres ingleses, vivió en Sudáfrica hasta la desaparición de su padre en 1896, año en que se movió con su familia a Inglaterra. La transformación de la madre al catolicismo lo marcó intensamente. Estudió en Oxford, y mostró muy próximamente un vivo interés por la filología y las antiguas sagas y leyendas nórdicas. Tras formar parte en la Primera Guerra Mundial, enseñó primero lengua inglesa en la Facultad de Leeds. Instructor de lengua y literatura anglosajona en la Facultad de Oxford, se especializó en la etapa medieval.

Frases de J. R. R. Tolkien. Tras difundir algunos ensayos (Sir Gawain y el caballero verde, 1925; Beowulf, 1936), J. R. R. Tolkien inició la construcción de una personal mitología inspirada en la saga artúrica y en la épica medieval anglosajona, plagada de elementos espectaculares y de seres y mundos imaginarios. De esta forma, la novela El hobbit (1937) narra las vicisitudes de un pueblo apacible y sensato que vive en un mundo llamado Tierra media, adjuntado con elfos, duendes y magos.

 

Frases de J. R. R. Tolkien (El hobbit)

El hobbit fue el punto de partida de un ambicioso período épico que se concretó en la trilogía de El señor de los anillos (1954-1955), dividida en tres volúmenes: La red social del anillo (1954), ámbas torres (1954) y El retorno del rey (1955). Apuntada a un público adulto, la obra de Tolkien descubrió en la época de la década de 1960 una enorme acogida, hasta el radical de transformarse en libro de culto y ofrecer lugar a un género en alza, la «alta fantasía».

La actividad de J. R. R. Tolkien como novelista es inseparable de la del filólogo. Su goce intelectual por las formas de lenguaje ancestrales (conocía el griego, el anglosajón, el medio inglés, el galés, el gótico, el de Finlandia, el islandés obsoleto, el noruego obsoleto, el prominente alemán antiguo) lo llevaba a hacer sonidos y a inventar idiomas, siguiendo un procedimiento rigurosamente filológico.

Tras El señor de los anillos, Tolkien trabajó en la obra que había de ser el poema épico general de su fantástico mundo mitológico: The Silmarillion, aparecido póstumamente (1977). En el ensayo On Fairy Stories, A Critical Study (1946), Tolkien discute la relación de la literatura espectacular con el romance. Entre sus colecciones poéticas cabe nombrar The Homecoming of Beorhtnoth Beorthelm´s Son (1953) y los poemas narrativos The Lay of Aotrou and Itroun (1945) e Imran (1955).

Frases de J. R. R. Tolkien
Frases de J. R. R. Tolkien
Frases de J. R. R. Tolkien

Frases de J. R. R. Tolkien (El señor de los anillos)

En El señor de los anillos, Tolkien inventa un reino de fantasía cuyos pobladores, los hobbits (seres antropomorfos y más chicos que los enanos), tienen una lengua propia, con una gramática muy bien creada. El eje de la historia lo constituye la oposición entre el bien y el mal, que trasciende de lo puramente local de este reino fantástico a la interpretación de todo el mundo de hoy. Un anillo de poder, arrancado por un hobbit al enemigo de todos los hombres (Gollum), se transforma en el objeto central de la novela. Las caracteristicas del anillo (objeto que tiene dentro el más alto poder) lo convierten en una amenaza, por lo cual se vuelve requisito su devastación

Frases de J. R. R. Tolkien (Libro)

El narrador dice que la historia se sostiene en el “libro rojo de Westmach”, en el que Bilbo Baggins, el más popular de los hobbits, recogió la crónica de su pueblo. Luego de años de peregrinaje, los hobbits se han predeterminado en un espacio llamado Shire. Bilbo consiguió arrancarle un anillo al monstruo Gollum y se lo confía a su familiar Frodo. Pero el mago y asesor Gandalf el Gris revela que, de todos los anillos, éste es el que más poder adjudica, y convoca a un consejo que escoge eliminar el arriesgado anillo. Su devastación debe efectuarse en Mordor, país habitado por los contrincantes de los hobbits: los orcs.

Inmediatamente se funda una cofradía para librar al planeta del anillo, compuesta por hombres y por criaturas fantásticas como los elfos, los enanos y los hobbits. Boromir, uno de los cofrades, sediento de poder, trata de adueñarse del anillo y se rompe la cofradía. En la segunda parte del libro se cuentan las aventuras que viven los integrantes de la hermandad, disgregados y debilitados por la traición. Frodo se enfrenta al monstruo de Gollum iluminado por el sabio sentido habitual propio de los hobbits y consigue vencerle. Herido de muerte, distribución el anillo a su servidor y le ordena llevar a término la meta. El anillo de Gollum es destruido y con él el país de Mordor. Frodo, totalmente curado, se marcha con Bilbo hacia tierras lejanas. Un extenso apéndice completa este planeta mítico. En él se tienen dentro síntesis históricas y genealógicas, tablas cronológicas, un calendario y los signos alfabéticos de los hobbits.

Inspirado en las leyendas nórdicas y artúricas, el libro puede leerse como una alegoría sobre la búsqueda espiritual, labor fundamentalmente complicado en una etapa de crisis de valores. Las leyendas de la civilización anglosajona, y en particular la leyenda de Beowulf, constituyeron la fuente de inspiración para hacer sus individuos espectaculares, varios de ellos con una intencionalidad precisamente simbólica.

Crónica histórica, alegoría o utopía, la consideración de El señor de los anillos reside, más que nada, en su valor literario. Tolkien utiliza un lenguaje comprensible, con reminiscencias del estilo bíblico y de las antiguas formas literarias inglesas; con esas formas habituales, convive en la novela un lenguaje desenvuelto, diario y de hoy del que se sirven todos sus individuos espectaculares. Aunque de trama complicada, en la trilogía se consigue la fusión entre fundamentos aparentemente dispares, que se usa para interpretar las inquietudes y sueños de nuestra etapa.

Frases de J. R. R. Tolkien
Frases de J. R. R. Tolkien
Frases de J. R. R. Tolkien
Frases

1. La fantasía es, como muchas otras cosas, un derecho legítimo de todo ser humano, pues a través de ella se halla una completa libertad y satisfacción.

2. No debe prometer andar en la oscuridad quien no ha visto el anochecer.

3. Desleal es aquel que desaparece cuando el camino es oscuro.

4. Quien no es capaz de desprenderse de un tesoro en un momento de necesidad es como un esclavo encadenado.

5. Si muchos de nosotros dieran más valor a la comida, la alegría y las canciones que al oro atesorado, este sería un mundo más feliz.

6. ¿Me deseas un buen día, o quieres decir que es un buen día, lo quiera yo o no; o que hoy te sientes bien; o que es un día en que conviene ser bueno?

7. Creo que lo que llaman cuentos de hadas es una de las formas más grandes que ha dado la literatura, asociada erróneamente con la niñez.

8. Un solo sueño es más poderoso que mil realidades.

9. Hay algo bueno en este mundo y vale la pena luchar por él.

10. Ni el más sabio conoce el fin de todos los caminos.

11. El trabajo que nunca se empieza es el que tarda más en finalizarse.

12. Los corazones de los hombres no son tan malos como sus actos, y casi nunca como la maldad de sus palabras.

13. El amanecer es siempre una esperanza para el hombre.

14. El mundo está lleno de peligro, y en él hay muchos lugares oscuros; pero aún hay muchas cosas que son justas.

15. No había otro remedio que seguir y seguir, aun después de sentir que no podrían dar un paso más.

16. La mayor aventura es la que nos espera. Hoy y mañana aún no se han dicho.

17. Mi consejo para todos aquellos que tienen el tiempo y la predisposición para ocuparse de la lengua internacional sería: “apoyad al esperanto con lealtad”.

18. Un filólogo habla del esperanto.

19. No conozco a la mitad de ustedes, ni la mitad de lo que querría, y lo que querría es menos de la mitad de lo que la mitad de ustedes merece.

20. El país de las hadas contiene muchas cosas, aparte de los elfos y los trafos, y aparte de los enanos, las brujas, los trolls, los gigantes o los dragones.

21. No os diré: no lloréis; porque no todas las lágrimas son amargas.

22. No es bueno hablar de ciertas cosas cuando las sombras reinan en el mundo.

23. Sin embargo, a la vuelta de la esquina se puede esperar un nuevo camino o una puerta secreta.

24. Me han dicho que puedo hablar en taquigrafía y luego difuminar la misma.

25. Y aquel que rompe algo para averiguar qué es, ha abandonado el camino de la sabiduría.

26. Tarde o temprano el crimen siempre sale a la luz.

27. Las palabras hermosas esconden a veces un corazón infame.

28. La desesperación es solo para aquellos que ven el fin más allá de toda duda. Nosotros no.

29. ¡Hay siempre en ti más de lo que uno espera!

30. Ahora bien, parece extraño, pero las cosas que es bueno tener y los días buenos para disfrutar se cuentan muy pronto y no se les presta demasiada atención.

31. Verdaderamente intento leer muchos libros, especialmente de ciencia-ficción o fantasía.

32. Los atajos causan largos retrasos.

33. El mundo no está en tus libros y mapas; está ahí fuera.

34. La luz de la luna ahoga todo, excepto a las estrellas más brillantes.

35. Es inútil satisfacer la venganza con venganza; no curará nada.

36. Afirmar que los comunistas son orcos es casi tan estúpido como afirmar que los orcos son comunistas.

37. Un hombre que huye de lo que teme a menudo comprueba que sólo ha tomado un atajo para salirle al encuentro.

38. De hecho, soy un Hobbit (en todo menos en tamaño)

39. Mis dudas se echaron a dormir, pero con un sueño intranquilo.

40. ¿Cómo te mueves? Sigues adelante cuando tu corazón finalmente entiende que no hay vuelta atrás.

41. Que sea una luz para ti en lugares oscuros, cuando todas las demás luces se apaguen.

42. ¿Hay acaso algo más agradable que volar?

43. No vayas a los elfos a pedir consejo, porque ellos tanto dicen que sí cómo no.

44. Una caja sin bisagras, llaves, o tapa, aún puede esconder un tesoro de oro dentro de ella.

45. No hay nada como buscar si se quiere encontrar algo.

46. Creo sinceramente que ningún entusiasmo a medias y ningún miedo mundano deben desviarnos de seguir la luz sin pestañear.

47. Cuando las cosas están en peligro alguien tiene que renunciar a ellas, perderlas, para que otros las conserven.

48. Los cánones de la narrativa en cualquier medio no son completamente diferentes.

49. Las guerras no son favorables a los placeres delicados.

50. La nieve está bien en una buena mañana, pero me gusta estar en la cama cuando cae.

51. No es malo celebrar una vida sencilla.

52. El fracaso de las películas flojas recae a menudo en la exageración y en la intrusión de injustificadas materias poco conectadas con el corazón del asunto original.

53. Me da mucho placer, un buen nombre. Siempre por escrito comienzo con un nombre. Dame un nombre y produce una historia, no al revés normalmente.

54. No te metas en los asuntos de los magos, para ellos es sutil y rápido enfadarse.

55. Un hombre sin fe es el que dice adiós cuando se oscurece la carretera.

56. Los chiquillos traviesos que juegan con fuego reciben lo que se merecen.

57. Cierto que casi siempre se encuentra algo, si se mira, pero no siempre es lo que uno busca.
Hay ocasiones en que no encontramos lo que queremos pero si lo que necesitamos.

58. Hay muchos poderes en el mundo, para el bien y para el mal. Muchos de ellos son más grandes que yo.

59. Un traidor puede traicionarse a sí mismo y hacer involuntariamente un bien.

60. Una mano honesta y un corazón sincero pueden equivocarse; y el daño recibido puede ser más duro de sobrellevar que la obra de un enemigo.

61. El dolor, no lo olvidará; pero no le oscurecerá el corazón, y le dará sabiduría.

62. ¿Por qué se debe despreciar a un hombre si, encontrándose en la cárcel, trata de salir y regresar a su casa? ¿O si no puede hacerlo, piensa y habla de otros temas además de los carceleros y los muros de las prisiones?

63. Mientras fuese un Hobbit alegre, no necesitaba esperanza siempre que la desesperación se pospusiera.

64. Solo un amigo ha de censurar la locura del amigo.

65. Vivir por la fe incluye el llamado a algo más grande que la autoconservación cobarde.

66. Poco a poco, uno viaja lejos.

67. Casi nunca encuentro un libro moderno que me llame la atención.

68. Las hazañas no son menos valerosas porque nadie las alabe.

69. Siempre después de una derrota y una tregua, la Sombra toma una nueva forma y crece otra vez.

70. Las cosas incómodas, estremecedoras, y aun horribles, pueden hacer un buen relato, y además lleva tiempo contarlas.

71. ¡Eres sólo un simple individuo en un mundo enorme!

72. Me gustan los jardines, los árboles y las tierras de cultivo no mecanizada.

73. Sólo tú puedes decidir qué hacer con el tiempo que se te ha dado.

74. No me quejo si alguien que ha leído el libro lo encuentra aburrido, absurdo o despreciable, ya que yo tengo una opinión similar sobre sus comentarios.

75. Poca gente es capaz de prever hacia dónde les lleva el camino hasta que llegan a su fin.

Quizás te interese: “Los 4 elementos del conocimiento”
76. Los traicioneros son siempre desconfiados.

77. No hace falta que salga un dragón vivo de tus cálculos, si vives cerca de él.

78. No todos los que deambulan están perdidos.

79. El amor de las cosas hermosas hechas a mano con ingenio y magia.

80. Fumo una pipa, y me gusta la buena comida simple (sin refrigerar), pero detesto la cocina francesa.

81. Me acuesto tarde y me levanto tarde (cuando es posible). No viajo mucho.

82. La valentía se encuentra en lugares inesperados.

83. El escenario de mi cuento es esta tierra, en la que actualmente vivimos. Pero el período histórico es imaginario.

84. Contienen los mares, el sol, la luna, el cielo y la tierra y todas las cosas que en ella se encuentran: árboles y pájaros, agua y piedra, vino y pan, y nosotros mismos, hombres mortales.

85. Me gustan, y hasta me atrevo a ponerme en estos días aburridos, chalecos ornamentales.

86. El visitante que escapó por el techo, lo pensará dos veces antes de volver a entrar por la puerta.

87. Tengo un sentido del humor muy simple (que incluso mis críticos críticos encuentran aburrido)

88. Cada momento que paso sin ti es un momento de tiempo perdido.

89. Las posibilidades, los cambios son todos vuestros por hacer. El molde de su vida en sus manos está para romper.

90. Aunque en todas las tierras el amor ahora se mezcla con el dolor, quizás sea mayor el amor.

91. A menudo, la esperanza nace cuando todo está desolado.
92. No es la fuerza del cuerpo lo que cuenta, sino la fuerza del espíritu.

93. Solo puedes venir por la mañana a través de las sombras.

94. Donde no falta voluntad siempre hay un camino.

95. Incluso la persona más pequeña puede cambiar el rumbo del futuro.

96. Me alegro de que estés aquí conmigo. Aquí al final de todas las cosas.

97. Si no crees en Dios, la cuestión ¿cuál es el propósito de la vida? Resulta incontestable. ¿A qué dirección mandarás la pregunta?

98. Si con mi vida o mi muerte puedo protegerte, lo haré.
Un sacrificio que muestra lealtad.

99. Hay mucho más en él de lo que imagináis y mucho más de lo que él mismo se imagina.

100. No desprecies las tradiciones que nos llegan de antaño; ocurre a menudo que las viejas guardan en la memoria cosas que los sabios de otro tiempo necesitaban saber.

También te puede interesar Frases de nubes